12 de Febrero de 2020

El Gotelé

El gotelé es una técnica de decoración de paredes, que consiste en aplicar pintura más espesa de lo normal sobre una pared (también llamado temple o colamina) para que se formen multitud de grumos o gotitas.

 

El gotelé se puede aplicar mediante pistolas de proyección por aire comprimido, tirolesa o rodillos especiales, dando un resultado con superficie rugosa.

Dependiendo del espesor y la composición de la pintura utilizada, las rugosidades serán más o menos grandes.

Solía aplicarse para disimular las imperfecciones, pero por suerte hoy en día hay muchas otras maneras para poder hacerlo.

 

Interiorismo y decoración

El gotelé apenas se utiliza en la decoración de interiores, pero todavía hay muchas casas que lo conservan de cuando estaba de moda.

El gotelé ha sido más utilizado para tapar desperfectos que por sus cualidades estéticas. En cambio, el interiorismo ha evolucionado y ahora se llevan estilos más sofisticados donde este tipo de pintura no tiene cabida.

Inconvenientes de esta técnica:

 

Dificulta la colocación de vinilos y otros elementos decorativos de paredes.

 

Cualquier reparación hecha a posterior sobre una pared de gotelé será difícil de tapar o reparar ya que no quedará la misma gota.

 

La textura del gotelé crea luces y sombras que hacen que el color de la pared no sea homogéneo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tanto es así que ahora una de las reformas más habituales dentro de una vivienda se basa en la retirada de éste, dejando las paredes lisas y creando un diseño más minimalista y limpio.

 

Pasos para alisar paredes con gotelé:

 

Lo primero que tienes que hacer para poder alisar paredes con gotelé es limpiar la pared lo mejor posible.

Utiliza cinta de carrocero para delimitar la parte de la pared en la que quieres trabajar, la que quieres alisar.

Protege también con cinta de carrocero interruptores, enchufes y rodapiés que haya en la zona en la que se va a trabajar.

En el mercado hay varios productos que te pueden ayudar a eliminar el gotelé. Ese producto hay que mezclarlo siguiendo las instrucciones del fabricante en cada caso.

Aplica la mezcla en la pared y utiliza una espátula para repartirla por toda la zona en la que deseas quitar el gotelé.

Es muy importante que al aplicar la mezcla la extiendas muy bien, en cantidad suficiente. Los espacios vacíos o surcos pueden estropear el resultado final, impidiendo así que quede la pared lisa.

Una vez aplicada la mezcla, deja que se seque por completo y aplica otra capa. La segunda capa debe ser aplicada de la misma manera que la primera, y respetando también el tiempo de secado.

Cuando la segunda capa se haya secado completamente, pasa una lija para pulir bien la pared. Esto dejará la superficie totalmente lisa y sin imperfecciones.

 

Hecho todo lo anterior de manera correcta, podrás comprobar que tu pared está lisa y preparada para cualquier otro trabajo que quieras realizar. ¡Y sin el gotelé!

 

 

 

 

JAIME VILLALBA ACOSTA

telé ha sido más utilizado para tapar desperfectos que por sus idades estéticas. En cambio, el interiorismo ha evolucionado y ahora se llevan estilos más sofisticados donde este tipo de pintura no tiene cabida

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Noir Blanc, Reformas Cocinas e Interiorismo. Reforma integrales de viviendas, locales, naves, cocinas, baños, suelos laminados, carpintería de pvc Kommerling,

Llamar

E-mail

Cómo llegar